jueves, 9 de octubre de 2014

4 Motivos para no poner las uñas en remojo antes de la manicura


foto www.photl.com


Durante mucho tiempo, las uñas se han sumergido en cuencos con agua tibia antes de hacer la manicura, con la idea de "para trabajar las uñas deben estar blandas", "ablandar las cutículas"..., sin embargo la última tendencia es no ponerlas en remojo previamente. 

Razones


  1. Las uñas son porosas, como esponjas, y absorben el agua al ponerlas en remojo,  y esto hace que se hinchen y se expanda su superficie. Si pintamos las uñas a continuación, lo que estamos haciendo es aplicar esmalte sobre una superficie hinchada, y cuando la uña recupera su nivel hídrico habitual y se deshincha, deja una capa de aire entre la uña y el esmalte, que no es visible al ojo humano.
  2. El esmalte es líquido hasta que se seca, quedando en ese momento rígido como el cristal, pero si queda una capa de aire entre medias, las posibilidades de que salte la laca se incrementan notablemente.
  3. Si has tenido las uñas en remojo, se vuelven más frágiles, y a la hora de limarlas es más difícil hacerlo correctamente.
  4. Además, si la manicura te la haces en un salón de manicura, e introduces las uñas en un bol de agua, corres el riesgo de coger hongos o bacterias, si el recipiente no ha sido correctamente desinfectado, después de haber atendido a una cliente con estos problemas.

Ahora ya sabes por qué en The Coloured Clap nunca ponemos las manos en remojo, eliminamos todos los restos del antiguo esmalte con quita esmalte sin acetona, y aplicamos un producto específico para ablandar las cutículas, en el caso de que sea necesario, y limpiamos cuidadosamente toda la superficie, para que no quede ningún resto.

Si eres de las que dice "a mi no me dura nada la manicura", ya sabes cuál puede ser el motivo.

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Cortar las cutículas ¿si o no?








La cutícula  es la franja de piel que está en la parte inferior de las uña, actúa como un sello impermeable y tiene una función muy importante: proteger la uña y todo el tejido que la rodea de posibles infecciones bacterianas o de hongos.

Cuando cortamos las cutículas estamos abriendo una puerta a posibles infecciones, y a nivel estético cuanto más cortemos más fuerte crecerán y más rápidamente.

Por ello nuestra recomendación es no cortar las cutículas.
Pero está claro que una manicura con las cutículas crecidas no es bonita, y aunque no te hagas la manicura llevar las cutículas crecidas y resecas da mal aspecto a las uñas.


¿Cómo mantener las cutículas a raya?

  • No cortar nunca las cutículas con tijeras o alicates.
  • Retirar las cutículas con un palito de naranja, empujándolas suavemente. Puedes utilizar un producto para reblandecer las cutículas previamente si las tienes muy duras, dejándolo unos minutos para que haga efecto.
  • Mantén siempre las cutículas hidratadas, utilizando productos específicos para este fin.
  • Cuando utilices crema de manos échatela siempre también por la zona de las cutículas y alrededor de las uñas.

Productos específicos para cutículas
removedor cutículas The Coloured clap




Removedor de cutículas, no debe dejarse más de 2 minutos y aclarar con agua a continuación.






 aceite cutículas the coloured clapAceites  de cutículas de limón, naranja y almendras, que hidratan y suavizan las cutículas, al mismo tiempo que estimulan el crecimiento de la uña. Se aplica una gota diaria con un suave masaje circular.


sesum cutículas





Un sérum regenerador integral  para uñas y cutículas especialmente dañadas. Después de 20 días de uso se nota una gran mejoría en el estado de las cutículas y uñas.





Ahora ya sabéis porqué en The Coloured Clap nunca cortamos las cutículas, nos limitamos a cuidarlas para que estén sanas y  perfectas. 

viernes, 12 de septiembre de 2014

Los peligros de limar con torno en la manicura de gel



Cuando se realiza la manicura con gel, acrílico o esmalte semi permanente, es necesario acudir al centro de manicura cuando se quiere quitar o volver a ponerlo.


Es muy peligroso tratar de retirarlo uno mismo arrancando el producto, ya que al hacerlo estamos eliminando al mismo tiempo la primera capa de queratina.

La retirada de estos productos es una labor que deben realizar profesionales para evitar daños en la superficie de la uña.

Los tornos de limado de uñas profesionales se utilizan habitualmente en muchos centros de manicura para limar la superficie de la uña, y eliminar la capa de gel.

Un torno profesional debe tener al menos 30.000 rpm, lo cual significa que tiene una gran potencia, y es necesario tener un gran equilibrio y controlar perfectamente la presión y la velocidad del torno para saber la superficie exacta que se está limando, para no llegar en ningún momento a limar la uña natural.

Si la onicotécnica (profesional de las uñas) no tiene la experiencia o habilidad necesaria es frecuente que la uña, después del limado con torno, quede fina y deteriorada, volviéndose más frágiles y quebradizas ya que un limado excesivo reduce el grosor de las placas ungueales, protectoras naturales de las uñas.

La ventaja que tiene el torno es que el limado es más rápido que limando el gel con limas tradicionales a mano.

En The Coloured Clap hemos optado por el limado de los restos de producto de gel, única y exclusivamente con limas, ya que aunque el proceso lleva más tiempo y es más laborioso, nos aseguramos de la perfecta eliminación de los restos de producto, sin riesgos de dañar las uñas. La razón es que como el limado se hace a mano, es mucho más lento, pero vamos controlando de una manera precisa que no se alcance nunca la uña natural.


Y es que para nosotros lo importante no es sólo la belleza de las uñas, sino también su salud.

jueves, 24 de julio de 2014

El cuidado de las manos en verano





En verano cuidamos más nuestra piel, porque nos la vemos más. Las piernas y los brazos se enseñan más que el resto del año, y es cuando nos acordamos que tenemos que hidratarlas a diario, nos echamos protectores solares cuando tomamos el sol, y el after sun después de tomarlo.
Sin embargo, las manos están al aire libre todo el año, y a veces pensamos que no necesitan un cuidado especial, precisamente por ello.

Pero nada más lejos de la realidad, las manos en verano, al igual que el resto del cuerpo, están expuestas a las radiaciones solares, con el riesgo de que nos salgan manchas en el dorso si no las cuidamos adecuadamente.


Cuidado de las manos
  • Exfoliación: antes de empezar a tomar el sol, hazte una exfoliación en las manos y repítela cada semana, cuanto más lisa esté la piel, más uniforme será su bronceado. Renovando la piel conseguirás una piel más suave y tersa, y al mismo tiempo te ayuda a reducir las manchas, si ya han aparecido. Si quieres fabricar tu propio exfoliante casero, mezcla sal gorda o azúcar moreno con una crema hidratante y masajea las manos.
    crema exfoliante manos verano
    Exfoliante Kinetics con partículas de bambú, ácido láctico y  aceite de argán

  • Hidratación: las manos hay que hidratarlas todo el año, y en verano con mayor motivo, y lo ideal es que lo hagas con una crema hidratante que al mismo tiempo tenga protección solar.
    the coloured clap manos protección solar crema hidratante
    Crema hidratante manos Kinetics de uso diario SPF 8
  • Protección solar: si vas a tomar el sol, acuérdate de echarte crema solar con protección en las manos, que a menudo es una parte que se nos olvida. Puedes utilizar la misma crema de la cara, que normalmente tiene mayor protección que la que utilizamos para el cuerpo, y de esta manera evitarás la aparición de manchas en el dorso de la mano. Y cuando te eches after sun acuérdate también de ponerlo en las manos.
  • Mascarilla: aplícate una vez a la semana una mascarilla para hidratarlas y nutrirlas en profundidad. Puedes hacerte tu propia mascarilla casera mezclando aguacate, miel, aceite de oliva, yogur y un aceite esencial.
Esperamos que volváis todas de vacaciones con unas manos cuidadas y bonitas.

viernes, 18 de julio de 2014

7 Consejos para dejar de morderse las uñas


uña mordida
Uña mordida antes y después de aplicar gel



La costumbre de morderse convulsivamente las uñas, la onicofagia, afecta a entre un 20% -30% de la población mundial, y en la mayoría de los casos es un hábito que se adquiere en la infancia, y en la adolescencia remite, pero otras veces permanece  por puro nerviosismo, ansiedad, aburrimiento o estrés.

Dejar de mordérselas pasa, en primer lugar, por el deseo de dejar de comérselas. Es una decisión personal que implica una voluntad explícita de dejar de hacerlo. La recompensa: unas manos más bonitas, y no tener que esconder las manos, por no hablar de los temas de salud, que trataremos en otro post.


Os sugerimos unas ideas para conseguirlo:

1. Cuidarte las uñas. Ser consciente de que tienes uñas y quieres dejar de morderlas, y para ello puedes pintártelas, o ponerte un brillo, y obligarte a cuidártelas  a diario, limándolas, echándote un aceite de cutículas...cualquier cosa que haga verte las uñas mejor y te recuerde tu deseo de dejar de mordértelas. Cuanto mejor te las veas, menos ganas tendrás de mordértelas.

2. Utilizar productos específicos que tienen sabores amargos o desagradables, y si te atreves, frotando ajos o guindillas sobre ellas, a no ser que te encanten estos sabores. Esto lo que hace es que, en el momento de llevártelas a la boca, seas consciente de que te las estás mordiendo y dejes de hacerlo, pero a veces te acabas acostumbrando hasta a los sabores desagradables.

3. Empieza por una uña. Si eres incapaz de dejar de morderte todas las uñas a la vez, empieza dejando de morderte sólo una uña, y verás cómo va creciendo y recuperándose, y esto te anima al ver la uña normal, cuando lo hayas conseguido pasa a la siguiente hasta completar todas.

4. Una lima en el bolso. Al morderte las uñas siempre quedan los bordes irregulares, y te incita a seguir mordisqueando por donde queda un piquito. Si te acostumbras a llevar una lima en el bolso, utilízala para limártelas y dejar el borde regular, así tendrás menos tentación de morderte ese trocito que sobresale.

5. Entretén a tu boca. En vez de mordértelas, mantén tu boca ocupada con otras cosas, como comer chicle, raíz de regaliz o un chupa chups...así no te las podrás  morder.

6. Ten las manos ocupadas. Si eres de esas personas que se las muerden cuando no tienen nada a mano, prueba a llevar un bolígrafo en la mano, una pelotita anti estrés..

7. Uñas de gel. Las uñas de gel reconstruyen la uña con el largo que prefieras, siendo válido tanto para mujeres como para hombres, y desde el primer día te las verás perfectas. Las uñas de gel duran más de 3 semanas, y mientras las lleves, tu uña natural irá creciendo y recuperándose, evitando que te las muerdas.


Hoy puede ser un buen día para empezar, sólo hay que querer.



jueves, 10 de julio de 2014

Consejos para limar las uñas correctamente

limas the coloured clap kinetics


Limas Kinetics

Muchas veces cogemos la primera lima que tenemos a mano, y empezamos a limar para dar la forma deseada a la uña sin pensar en más. 
¿Y quién no lleva una lima en el bolso para emergencias? porque que se te rompa una uña, no poder limarla inmediatamente, y que se te vaya enganchando con todo nos produce un poquito de estrés.
Y una cosa tan pequeña y tan simple como una lima se convierte en un objeto imprescindible en el día a día, pero es importante saber utilizarla adecuadamente.

¿Cómo limar las uñas?
  • En primer lugar las uñas deben estar completamente secas....así que si acabas de salir de la ducha y las tienes un poco blandas, espera a que vuelvan a su estado normal.
  • Elige la lima adecuada en función de tu tipo de uñas ( naturales, de gel...)
  • Coloca la lima levemente inclinada sobre la uña, es decir, no te las limes haciendo un ángulo de 90 grados con la uña. 
  • Empieza a limar la uña en una sola dirección constantemente, da lo mismo la dirección que elijas, pero que sea siempre la misma. No utilices la lima como si fuera el arco de un  violín que va y vuelve, así sólo conseguirás astillar las uñas y dañarlas. Es decir, repite siempre el mismo movimiento.
  • Es preferible pasar la lima varias veces por el mismo sitio suavemente, que presionar demasiado para intentar conseguir un mayor limado en cada pasada.
  • Ahora sólo tienes que elegir la forma de las uñas que más te guste: rectangulares, ovaladas,...
¿Qué tipo de lima utilizar?

Existen limas de distintos grosores, y cada una de ellas tiene su uso específico. Cuanto mayor es el gramaje menos dura es la lima, lo contrario de lo que puede parecer en principio.
  • 80-120 gramos, son limas duras que se utilizan principalmente para uñas de gel y acrílicas.
  • 150-180 gramos, 180 es la que más se utiliza habitualmente, perfectas para limar las uñas naturales.
  • 240 gramos, sirve para pulir la superficie de la uña, y vale para todo tipo de extensiones de uñas.
Esperamos que estos pequeños consejos os sirvan la próxima vez que os las liméis.

miércoles, 2 de julio de 2014

5 Trucos para secar el esmalte más rápido.

uñas manicura the coloured clap


Hacerte la manicura en casa lleva su tiempo, y no hay nada que dé más rabia que una vez que has terminado, un pequeño roce con cualquier cosa estropea el esmalte, y hay que empezar de nuevo todo el proceso con la uña que se ha estropeado.

Estos sencillos trucos nos pueden ayudar a acelerar el secado del esmalte.

1. Lo primero que deberíamos hacer siempre, es dar capas finas de esmalte, así entre capa y capa da tiempo a que se seque algo, más que si nos damos una capa gruesa.

2. El agua fría. Prepara antes de pintártelas un bol con agua fría y hielos, para que los hielos se vayan derritiendo. Una vez que te las has pintado introduce las manos poco a poco y con cuidado en el agua, teniendo cuidado si quedan hielos que no se golpee el esmalte con ellos. Déjalas al menos dos minutos sumergidas, y al sacarlas seca las manos con cuidado y deja que termine de secarse el esmalte 10 minutos.

3. El secador del pelo. Aplica el aire frío del secador, poniéndolo a cierta distancia.

4. Aceite de oliva. Una vez pintadas las uñas aplica una capa de esmalte transparente o un top coat. A continuación aplica  en cada una gotita de aceite de oliva con un pincel.

uñas the coloured clap5. Top Coat secante. Después de pintarte las uñas aplica un top coat con efecto secante. Os recomendamos  Kwit Kote de Kinetics, que además de secar completamente el esmalte en menos de 90 segundos, conseguirás más brillo y una mayor duración del esmalte.